EL OSCURO ORIGEN DEL DÍA DE SAN VALENTÍN

Conozcamos el origen de esta fecha tan significativa para muchas personas.

El origen del Día del amor y la amistad no tiene nada de cursi. De hecho, parece más una historia de terror que una romántica, porque involucra sangre, golpes y dos mártires. Si odias esta celebración, lo más seguro es que disfrutarás esta nota. Así que, sigue leyendo.

Como bien sabrán, los antiguos romanos eran algo excéntricos y peculiares con sus tradiciones, por no decir locos y medio bárbaros. Cuenta la leyenda que el origen de San Valentín se remonta a los años consecuentes a la fundación de Roma, cerca del año 753 a. C.

Del 13 al 15 de febrero se celebraba un festival llamado Lupercalia. Si la fiesta no hubiera tenido un giro extremo con el paso de los años, el día de hoy en vez de recibir chocolates y flores, las mujeres recibirían azotes para ser más fértiles.

Vámonos por partes. Estos días eran en honor al fauno Luperco, que según la leyenda tomó la forma de una loba (Luperca) y amamantó a los fundadores de Roma, Rómulo y Remo. ¿A qué no les contaron esta versión en sus clases de historia de primaria?

Bueno, pues la Lupercalia no era una fiesta cualquiera —acá viene la parte oscura y tenebrosa de la historia—. Según el historiador Noel Lenski, los romanos se la pasaban bastante bien en este festival: “Se ponían borrachos y andaban desnudos”.

Además, se sacrificaba a un perro y una cabra. Con las tiras de piel de estos animales muertos se azotaba a las mujeres jóvenes. Todo esto era parte de un ritual para la fecundidad, porque se creía que los golpes las harían más fértiles.

La fiesta, algo brutal, también incluía un concurso para formar parejas. En ésta los hombres sacaban nombres de mujeres de una vasija y la pareja formada debía tener relaciones sexuales hasta el final del festival.

Otro dato no romántico sobre este día: es posible que los antiguos romanos también sean los responsables del nombre moderno de la celebración… porque asesinaron a Valentín.

El emperador Claudio II mandó a ejecutar a dos hombres –ambos llamados Valentín– el 14 de febrero de diferentes años alrededor del siglo III a.C. Como fueron mártires, la iglesia católica los convirtió en santos y así comenzó la celebración del día de San Valentín.

¿Cómo se convirtió en el día más romántico del año?

Con el paso de los años la fiesta pagana Lupercalia dejo de ser tan intensa, pero no dejó de celebrarse, sino que fue adaptándose a su época.

Dramaturgos como Shakespeare y poetas como Chaucer fueron endulzando la celebración en sus obras, hasta que se convirtió en un día dedicado al amor y al romance. Así ganó popularidad en todo Europa y después, en el Nuevo Mundo.

Si no tienes nada que festejar porque estás soltero, siempre puedes pensar en el origen de esta celebración y darte cuenta de que la cursilería a tu alrededor no se trata de una tradición romántica milenaria, sino de un producto de la mercadotecnia. Pero cada quién puede hacer con su dinero y celebrar lo que quiera, para eso somos un país libre.

Curiosidades
Copyright 2017